Toda la información sobre operación de Prótesis de Cadera

La Operación de Prótesis de cadera consiste en la sustitución de la cadera natural aquejada de artrosis, por una prótesis de cadera artificial. Esta cirugía se realiza con la firme intención de mejorar la calidad de vida del paciente, que debido al dolor y a la deformidad causada por la artrosis no puede llevar una vida normal. Este deterioro de la calidad de vida llega a implicar problemas para conciliar el sueño debido al dolor, no poder caminar durante un rato seguido o no poder subir escaleras.

 

En estos casos, la opción más recomendada es la Operación de Prótesis de Cadera (Artroplastia).

 

¿Por qué someterse a una Operación de Prótesis de Cadera?

Las Prótesis de Cadera que se colocan en gente joven, suele deberse a que tienen algún problema grave o que han sufrido un accidente. Por otro lado, es muy habitual que se implante en personas de avanzada edad, siendo la artrosis de cadera, cuyos síntomas van desde una ligera molestia hasta un fortísimo dolor que incapacita incluso para llevar a cabo tareas cotidianas, el principal motivo para la colocación de la prótesis de cadera.

Existen tratamientos no invasivos que persiguen la mejora de la movilidad de la articulación, así como la disminución del dolor. El problema es que estos van perdiendo efectividad con el tiempo, siendo muy interesante considerar la Operación de Prótesis de Cadera como una opción importante para poder recuperar la calidad de vida. El especialista estudia cada caso así como el historial médico del paciente, proponiendo los tratamientos no invasivos anteriormente mencionados en muchos casos.

Las Prótesis de Cadera suelen durar entre 10 y 15 años.

Si el tratamiento no ayuda a mejorar los síntomas de la artrosis, lo normal es recomendar la sustitución de la cadera por una prótesis. La Operación de Prótesis de Cadera es una cirugía que se ha perfeccionado durante las últimas décadas llegando a convertirse en una cirugía con pocos riesgos y muy buenos resultados, otorgando a los pacientes la capacidad de poder continuar con su vida cotidiana normal sin molestias ni dolor.

¿Cuáles son los riesgos y las ventajas que conlleva una Operación de Prótesis de Cadera?

La ventaja más destacable y la que se busca con la Operación de Prótesis de Cadera es la mejora de la calidad de vida del paciente, así como la mejora de la movilidad de la articulación y la eliminación del dolor.

Respecto a los riesgos, son los mismos que existen en cualquier otra intervención quirúrgica, es decir, aquellos relacionados con la anestesia y con la cirugía (coágulos, infección, sangrado). Como riesgos adicionales a la Operación de Prótesis de Cadera encontramos la infección de cadera con necesidad de extracción de la prótesis, rotura de los implantes, lo cual es muy poco frecuente; lesiones nerviosas que casi nunca suceden; así como problemas mecánicos, entre los que encontramos el aflojamiento de la prótesis causando dolor.

Mencionar que estos problemas son muy poco probables siendo muy alta la efectividad de la mayoría de las cirugías.

 

¿Cómo se realiza la Operación de Prótesis de Cadera?

La Operación de Prótesis de Cadera puede realizarse mediante varios procedimientos, así como también existen varios tipos de prótesis de cadera, diferenciando principalmente entre las cementadas y las no cementadas. Los materiales de los que se componen las prótesis de cadera son plástico y metal, aunque también existen prótesis de cadera con partes de cerámica. Respecto a las prótesis cementadas y no cementadas, la diferencia radica en que en las prótesis cementadas se utiliza un cemento quirúrgico que permite la adhesión al hueso, mientras que con las prótesis no cementadas se utiliza una fina malla con agujeros en la superficie, de forma que el hueso crece en la malla y queda adherido al hueso.

Son tres los elementos que forman la prótesis de cadera: una pieza de plástico respaldada por metal, una bola de metal que se coloca en el acetábulo y un tronco de metal o vástago.

En España se hacen en torno a 30.000 sustituciones de cadera al año.

Esta cirugía se realiza bajo anestesia general. Sobre la articulación de la cadera el cirujano realiza una incisión de aproximadamente unos 30 centímetros. Una vez llega hasta la articulación, realiza un corte a nivel del cuello femoral y extrae la cabeza del fémur, preparando posteriormente el canal femoral, lugar donde se implantará la prótesis, con el instrumental quirúrgico que necesite. En este momento, el cirujano puede proceder a colocar o no el cemento dependiendo de la técnica que vaya a llevar a cabo.

A continuación, se acondiciona la cavidad acetabular retirando el cartílago para permitir así la colocación de la pieza de polietileno que permitirá el correcto movimiento de la prótesis de cadera. Se coloca el vástago en la zona superior del fémur y se sitúan todos los componentes para el correcto funcionamiento de la Prótesis de Cadera. Tras esto, se procede a la sutura de la incisión y se lleva al paciente a la sala de reanimación. La duración de esta cirugía oscila entre una y dos horas aproximadamente.

 

¿Cuál es el periodo de rehabilitación necesario tras una Operación de Prótesis de Cadera?

Tras finalizar la Operación de Prótesis de Cadera, se lleva al paciente a la sala de recuperación donde permanecerá alrededor de tres horas, hasta que se estabilicen sus constantes vitales y se haya recuperado de la anestesia. La estancia hospitalaria del paciente se alarga entre 4 y 5 días. Una vez que el paciente recibe el alta médica, será necesaria la rehabilitación con la asistencia de un fisioterapeuta en muchos casos, aunque el paciente puede realizar los ejercicios que le enseñarán en el hospital por su cuenta. Estos ejercicios, con o sin fisioterapeuta, ayudarán a una más rápida y efectiva rehabilitación.

Operación de Prótesis de cadera

Durante los primeros días de la rehabilitación, puede ser necesario el uso de un andador, bastón o muleta para evitar colocar todo el peso sobre la articulación reemplazada, aunque los médicos recomiendan empezar a caminar desde el primer momento tras la cirugía, ya que debido a la artrosis es posible que se haya producido la atrofia de algunos músculos, por lo que cuanto antes se empiece a caminar, más rápida será la recuperación. Se recomienda el uso de una almohada triangular para colocar entre las piernas para dormir, evitando así movimientos involuntarios que puedan producir dolor o daños en la Prótesis de Cadera.

Dependiendo de cada persona el tiempo de recuperación después de una Operación de Prótesis de Cadera variará. Hasta los dos meses deberá evitarse realizar trabajos físicos que conlleven relativo esfuerzo físico, extendiéndose hasta cuatro meses para la realización de trabajos físicamente exigentes. Para realizar ejercicios físicos que requieran una intensidad física mayor, la espera deberá ser de entre cuatro y seis meses, estando algunos ejercicios prohibidos debido a que pueden dañar la prótesis, como son el fútbol, baloncesto, rugby, etc. Este tiempo es variable y estará delimitado en gran parte por el cumplimiento o no de las pautas y ejercicios recomendados durante el periodo de rehabilitación.